¡Tú también puedes ser un gran orador!
9 Nov, 2018

La comunicación en la actualidad se ha convertido en una necesidad apremiante de los seres humanos, ya no se pueden enfocar solamente en aquello que dicen, sino que también deben considerar cómo lo dicen, para que al momento de transmitir la información ésta logre el objetivo deseado. Es entonces, cuando la oratoria entra a jugar un papel muy importante en medio de este proceso, pues ella contiene elementos significativos que al ser adoptados pueden hacer la comunicación un mecanismo efectivo en el tráfico de la información.

oratoria-coaching-naranjo

Normalmente cuando vemos a una persona colocarse frente a un auditorio, o hablar desde una tarima frente al público, nos preguntamos ¿Cómo hace para hablar tan elocuentemente? ¿No sufre de miedo o pánico al dirigirse a tantas personas? ¿Es posible que algún día yo pueda desenvolverme frente a un público de esa forma? Son varias las preguntas que rodean la mente del oyente, y en este post te las vamos a responder.

 

Muchos tienen como máximos referentes en cuanto a la oratoria a grandes personajes de la historia como: Jesucristo, Gandhi, John F. Kennedy, Nelson Mandela, Martin Luther King, Barack Obahama, personas que sin duda alguna tienen algo en común: El poder de conquistar con la palabra a grandes masas. Todos ellos tenían elementos y cualidades muy puntuales en su oratoria que los convertían en aquellas personas capaces de mover fibras y llegar a cada persona que los escuchaba.

 

A continuación te enseñaremos algunas de estas cualidades y elementos:

  1. Seguridad: Al momento de hablar, hay que dejar a un lado miedos, temores, esquemas mentales que te dicen ¡No lo lograrás!, es necesario abolir todos estos pensamientos negativos, para reflejar a los oyentes plena seguridad frente a lo que se está diciendo.
  2. Claridad: El lenguaje usado debe ser el adecuado al público oyente, no abusar de los tecnicismos con el fin de parecer muy intelectual, pues esto, generara confusión en las personas, es importante ser claro, hablar pausado para que la idea que desee transmitir llegue y alcance el objetivo.
  3. Hablar desde el corazón: No se puede hablar de aquello que no se conoce o se sabe con total claridad, es necesario apasionarse por el mensaje que se va a trasmitir, sentirlo y hacerle sentir a las personas que ese mensaje lleva una intensión. Cuando se habla desde el corazón fácilmente se aprecia la honestidad y la transparencia en el orador, y esto finalmente atrae resultados muy positivos.
  4. Sé tú mismo: Aunque existan modelos de oradores muy exitosos en todo el mundo, debes entender que cada persona es diferente a la otra, en este tema lo importante es que seas tú mismo, no imites ni la forma de hablar, ni el léxico, ni el dialecto de nadie, debes imponer tu propio estilo, considerando los tips  o consejos que hayas recibido, esto es en últimas, ser natural.
  5. Simpatía: Debes tener un buen sentido del humor, y con esto, no te decimos que debes dedicarte 100% durante tu intervención a reír o contar chistes, antes bien, se trata de tener una expresión que le genere confianza a las personas, reflejar seguridad, transmitir convicción, que lo conecte siempre con el público en cada palabra que diga. Debes ser capaz de contagiar emociones.
  6. Lenguaje no verbal: Muchas veces la comunicación verbal no respalda la no verbal, es por eso que debes ser muy cuidadoso con cada gesto o movimiento que hagas. Los primeros 10 segundos de tu intervención son de mucha importancia, pues, tendrás la atención total del público expectante, por eso cuida el lenguaje no verbal para que todo fluya perfectamente.

 

Ahora bien, la pregunta que todos se hacen: ¿Puedo yo  lograr esa destreza?

La respuesta en conclusión es un Sí. Y la mejor noticia es que todos los seres humanos nacemos con capacidad para la oratoria, solo que esas habilidades no han sido descubiertas y mucho menos fortalecidas. Nuestras técnicas te ayudarán a identificar tus miedos y superarlos.

 

En Naranjo Consulting & Coaching, hemos creado un curso a su medida: GERENCIA Y ORATORIA, que ha de convertirse en una herramienta  muy poderosa, a través de la cual vas a podrás potencializar esas habilidades, aprendiendo con  una metodología experiencial como hablar en público sin miedos y temores, y lograr impactar en gran medida en quienes te escuchen.