Seamos Docentes Coach
5 May, 2017

“Explicar ya no vale de nada, ya todo se encuentra en internet…” me dijo una de mis Coaches que más admiro cuando conversábamos de lo insignificantes que se han vuelto las relaciones entre docentes y alumnos hoy día. Y es que es así… ya no basta con que los profesores transmitan sus conocimientos en una determinada área, se necesita más que eso para que los estudiantes conecten con sus enseñanzas y encuentren en ellas un ¿para qué? Significativo, pues están saturados de tanta información y lo que buscan es una experiencia real de aprendizaje.

Seamos-docentes-Coach-Coaching-educativo

Se requiere que un docente apunte al replanteamiento del sistema educativo actual y de su labor propia, analizando y preguntándose cuáles son sus puntos débiles a nivel individual y luego, identificar qué es aquello que no se está trabajando actualmente con los jóvenes en la escuela, replanteando los paradigmas y creencias propias y de los mismos estudiantes. Esto, con el fin de pasar a otro nivel de la docencia y dejar a un lado la práctica tradicional de enseñanza, apuntando más a didácticas que enseñen herramientas que permitan que el alumno logre interiorizar los conocimientos, haciéndolos significativos y en ultimas, “aprenda a aprender”.

 

Pero como todo, existen ciertos retos que un docente debe afrontar:

Considero que el reto más grande hoy día para un docente está en dejar de ser él mismo, quien con sus pensamientos y sentimientos limite la capacidad de sus estudiantes. Si bien encontramos que los estudiantes cargan con un sinfín de creencias limitantes, en muchas ocasiones son los mismos docentes quienes los limitan a través de su práctica docente tradicional, con métodos y orden estructurado que no permiten la puesta en marcha de la creatividad de sus alumnos y de la expresión de sus habilidades, pues no se les da la oportunidad de ser ellos mismos quienes construyan su aprendizaje sino que se da por sentado que no tienen el conocimiento o bien las capacidades, y pasa que se da ese círculo vicioso de docente emisor y estudiante receptor de información.

 

Otro reto, reside en lograr sacar a sus estudiantes de su zona de confort. El sistema educativo actual (por lo menos en muchas instituciones de nuestro contexto colombiano) es aquel donde los estudiantes poco se incomodan para obtener un aprendizaje significativo, siendo en gran medida un agente pasivo que se limita a recibir información. Así pues, el reto para un docente estaría en obtener a partir de sus herramientas y conocimientos conectar con los estudiantes de tal manera que estos logren comprender la importancia de interiorizar los conocimientos dotándolos de sentido y significado, el cual estaría más que todo ligado al hecho de autodescubrir sus motivaciones intrínsecas e identificar ese “¿para qué?” del que tanto hablamos.

 

Por último, otro reto titánico que afronta un docente, es luchar contra todas las ansiedades que experimentan los estudiantes hoy día y que en mayor o menor medida influyen de manera significativa sobre sus procesos de aprendizaje o bien, de autodescubrimiento. En este sentido, un docente hace uso de todas las herramientas y habilidades para llevar al estudiante al descubrimiento de sus creencias limitantes, debilidades, fortalezas, autonomía, responsabilidad, habilidades, entre otros factores de importancia y que en muchas ocasiones, al no poder descubrir esto, es donde se generan todos esos miedos y ansiedades que lo limitan y que no le permiten potenciar todas sus capacidades y utilizarlas a su favor.

 

Sobrepasar todos estos retos y autodescubrirse a partir de la interacción con los alumnos y obteniendo de ellos mucho de las tantas cosas que también pueden enseñarnos, permite que nos desarrollemos como un docente-coach con competencias de personalidad claves para nuestra labor. En Naranjo Consulting & Coaching queremos formar docentes-coach bajo la metodología del Coaching Educativo. Queremos acompañarlos en el descubrimiento de sus dones, potencializar sus fortalezas, trabajar en áreas de mejora y sobre todo, fomentar su inteligencia emocional para lograr su mejor versión y lograr cambios significativos en el sistema educativo. Para dar inicio a ese paso de docente a docente-coach es oportuno poner en marcha las siguientes competencias en nuestra interacción con los alumnos:

 

-Empatía: la base de toda relación que se quiera tener con los alumnos debe ser un resultado de la empatía que se logra generar con los mismos. Como docente-coach, debemos ser capaces de intuir los pensamientos y sentimientos de nuestros alumnos y reaccionar de manera adecuada ante los mismos. Pues en la relación con los mismos la empatía es lo que permite conectar con ellos y que se sientan a gusto con la labor docente.

 

-Humildad: es importante colocar las expectativas en el alumno, dar a este cuanto más pueda y cuanto más crea que él necesita a partir de la identificación de sus limitaciones o debilidades. Aceptarlo, y darle el apoyo que requiera.

 

-Coherencia: las palabras y acciones del docente-coach deben estar alineados, así como sus objetivos deben ir alineados a sus valores. Ser consistente y congruente con lo que dice, piensa y siente.

 

Para más información sobre nuestros programas click AQUÍ, para contáctarnos click AQUÍ