Liderazgo y motivación: dos herramientas poderosas para alcanzar el éxito.
12 Feb, 2021

Liderazgo y motivación son elementos que van íntimamente ligados, se influyen mutuamente, sirven de apoyo uno a otro para la consecución de objetivos en el ámbito organizacional. Algunos autores creen que no podría existir liderazgo sin motivación, que esta última es de mucho valor para la ejecución correcta de la estrategia implementada por el líder.

Los lideres poseen un gran impacto sobre las personas en el escenario donde se encuentren, puesto que son vistos como un ejemplo a seguir, como una fuente de motivación e inspiración, por lo tanto, deben cuidar y mantener una buena imagen, porque de cierta manera su equipo, sus colaboradores esperan mucho de ellos.

Es aquí donde el papel del líder entra a jugar un papel significativo, debido a que según Jack Welch “Un líder debe conocer a sus tropas, tratarlos como colegas, estar en el campo de batalla junto a su equipo, entender como su gente los retos y obstáculos que confrontan.” Y es justo en este tipo de situaciones, donde el líder puede empoderar a su personal, con el objetivo que ellos inspirados y motivados puedan responder de manera eficiente a cualquier reto que el entorno les propicie. En este orden de ideas la motivación resulta convirtiéndose en una fuerza interna que contribuye a que las personas luchen diariamente por ser mejores y alcanzar los objetivos.

Las emociones se logran contagiar de manera rápida, cuando las personas notan que su líder tiene el deseo de superarse cada dia, de progresar y hacer que la organización progrese, ellos van a sentir lo mismo y han de encaminarse hacia la ruta del éxito.

Cuando las organizaciones carecen de lideres motivados, los errores suelen ser mayores y constantes, la rotación del personal aumenta y se ralentizan los procesos, porque los lideres cumplen la función de guías, mediadores, negociadores y al no estar presentes, fácilmente las empresas pueden recaer en situaciones que resultan conflictivas y le generan desventajas en muchos aspectos. Por lo tanto, la figura del líder como motivador y agente de cambio resulta de mucho valor en la actualidad para cualquier empresa. Si el líder logra motivar correctamente a las personas, su equipo trabajará al unísono, de una manera mas productiva e integrada, generando beneficios a toda la compañía.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Compártelo con tus amigos y familia.