Ladrones del tiempo: ¿Qué son y cómo combatirlos?
11 Feb, 2020

«No me alcanzan las 24 horas del día para todas mis tareas»

«No me alcanzan las 24 horas del día para todas mis tareas»

«Tantos compromisos y tan poco tiempo»

« ¿A dónde se ha ido mi tiempo?»

«Cada día es menos el tiempo que dispongo para hacer mis cosas»

¿Te resultan familiares algunas de estas frases? ¿Te identificas con ellas? Posiblemente sí y no te preocupes porque es una situación normal, que le sucede a muchas personas. En este post te enseñaremos cuales son los ladrones del tiempo y qué podemos hacer para combatirlos y erradicarlos de nuestras vidas.

Un ladrón del tiempo es considerado como un factor negativo que no permite aprovechar eficientemente el tiempo del que disponemos diariamente. Ese factor negativo puede estar representado por un hábito, acto, situaciones e incluso personas sobre las cuales se concentran actividades que son innecesarias. Estos malos hábitos son producto de una mala gestión que hacemos nosotros sobre nuestro quehacer diario, pueden ser adquiridos recientemente o venir con nosotros desde muchos años atrás arraigándose en nuestro actuar e influyendo directamente sobre las decisiones que tomamos. Científicamente se ha comprobado que los ladrones de tiempo reducen la productividad de las personas hasta en un 50% por lo tanto es importante trabajar en ellos.

Dentro de los principales ladrones del tiempo encontramos:

1. Desorganización: Es uno de los ladrones del tiempo más grandes, cuando no tienes un plan u objetivos claros, vas a perder muchísimo tiempo decidiendo qué y cómo hacer las cosas o por dónde empezar. Te mantendrás durante todo el día haciendo varias tareas sin orden, sin seguimiento y sobretodo sin finalizarlas lo que genera desmotivación y en algunas veces ansiedad.

¿Cómo combatir este ladrón del tiempo?

• Dedica una parte de tu día a planificar las acciones que harás el día siguiente

• Plantea objetivos claros, fáciles de alcanzar y medibles

• Construye un plan de acción que te ayude a llegar a la meta deseada

2. El celular, internet y redes sociales: Observar tu móvil más de cuatro veces por hora, ingresar constantemente a tus redes sociales, mantener conversaciones largas sin ninguna intención, contestar todas las llamadas entrantes, no apagar el celular cuando sea necesario. Son apenas ejemplos sencillos de la forma cómo el uso incorrecto del celular puede convertirse en un ladrón del tiempo que puede perjudicarte de varias formas: desviando tu atención, rompiendo tu concentración, haciéndote perder el buen ritmo de trabajo.
¿Cómo combatir este ladrón del tiempo?

• Responde sólo llamadas importantes y urgentes, las demás pueden esperar en tu hora de almuerzo o al terminar labores

• Monitorea tus redes antes de iniciar tus labores, en alguna pausa activa y luego de terminar tus compromisos

• Sé directo y conciso, cuando tengas una conversación ve al grano

Te has identificado con alguna, ¿crees que existe en tu vida otro ladrón del tiempo que no aparece aquí? ¡No te preocupes! En una próxima entrega te traeremos nuevos ladrones del tiempo y cómo podrás combatirlos.