Inteligencia emocional vs inteligencia racional
17 Abr, 2021

La forma como nos relacionamos con los demás, el tipo de relación que llevemos con nosotros mismos, nuestra manera de comunicarnos, la capacidad que tengamos para liderar coherentemente, la habilidad para trabajar en equipo, son factores claves para alcanzar el éxito personal y profesional. Normalmente los autores que han aportado al campo del desarrollo organizacional hacen fuerte énfasis en las anteriores habilidades como elementos que contribuyen en gran medida a la obtención de objetivos personales y organizacionales; no obstante, desde hace algunas décadas se ha reconocido la importancia de la inteligencia emocional como pilar para potencializar las demás habilidades en las personas.

Tradicionalmente, se ha pensado que lo más importante en la vida del ser humano es el desarrollo de la inteligencia racional, relacionada con la capacidad de asimilar, recibir, retener información para utilizarla en la resolución de problemas. No obstante, durante los últimos años, esta percepción ha cambiado, reconociendo la importancia que tiene la inteligencia emocional en todas las áreas de nuestra vida. La I.E es la toma de conciencia de las emociones, el manejo adecuado de ellas, debido a que las emociones desencadenan comportamientos, que impactan de manera positiva o negativa en nuestra relación con nosotros mismos y con los demás. Es muy importante expresar y aprender a controlar nuestras emociones para mantener buenas relaciones con nuestro entorno, pero también lo es aprender a interpretar y comprender las emociones de los demás, esto nos ayuda a conectar más con ellos y generar lazos cercanos. No obstante, desarrollar la inteligencia emocional no es algo fácil, o que surja de la noche a la mañana, en ella hay que trabajar diariamente para lograr fortalecerla.

Según estudios, la inteligencia emocional aporta acerca del 80% para el éxito en la vida, entendido este desde muchas perspectivas, debido a que cada ser humano tiene un ideal de éxito distinto al del resto, en el otro lado se encuentra el 20% que es aportado por la inteligencia racional. Con esto no se pretende afirmar que la inteligencia emocional es más importante que la racional o viceversa, más bien, logrando unir estos dos tipos de inteligencia seriamos seres humanos íntegros, los que verdaderamente necesita nuestra sociedad.

“Una buena cabeza y corazón son siempre una combinación formidable.”
Nelson Mandela

¿Te ha parecido interesante este artículo? Puedes compartirlo con tus amigos, compañeros de trabajo, familia.