3 Claves para una comunicación emocional efectiva
24 Oct, 2019

Con el paso de los años la sociedad, las organizaciones y las personas en especial han experimentado escenarios de cambio y evolución, lo que les ha permitido adaptarse a diversas situaciones; en medio de todos estos procesos se encuentra inmersa la comunicación, pues los medios y formas para transmitir los mensajes han evolucionado también, en este post se lo enseñaremos

La comunicación es un elemento fundamental dentro de los equipos de trabajo y las organizaciones en general, pues a través de ella se da lugar a la transmisión y comprensión de información clave para identificar los requerimientos y objetivos de la empresa para unificar esfuerzos hacia la consecución de los objetivos organizacionales; alcanzando altos niveles de productividad y eficiencia.

Dentro de este proceso tan importante, encontramos la comunicación emocional, que hace referencia al uso de mensajes, donde a través del intercambio de información se puedan comprender las emociones de los demás. La comunicación puede ser verbal o no verbal y las emociones influyen directamente sobre ese mensaje que desea transmitir. A continuación te presentamos 3 claves para que aprendas a mejorar tu nivel de comunicación emocional.

1. Reconocer nuestras emociones y las del otro: Hay que gestionar y aprender a conectar con nuestras emociones y las de los demás. Muchas veces en situaciones de estrés o frustración, nos bloqueamos, no logramos identificar la emoción, lo que desencadena una serie de síntomas y acciones como respuesta a tal estimulo. Cuando logramos canalizar y manejar de forma efectiva todas nuestras emociones, estamos en condición de apoyar al otro en la situación que esté atravesando. Percibir, regular y gestionar nuestras emociones ayuda a un proceso comunicativo exitoso.

2. No adivines los sentimientos del otro: En muchos casos cuando se desea conocer el sentimiento o emoción del otro, se opta por adivinarlos, haciendo caso omiso a una herramienta tan poderosa: La pregunta. Si logras conectar con la otra persona, no tendrás que adivinar o asumir nada; pues a través de la conversación se logra tener certeza de la razón por la cual el otro actúa y se expresa de la forma en que lo hace.

3. Describir comportamientos y no personas: Al momento de dar tu opinión a la otra persona sobre algo que no te gustó, utiliza comportamientos para evitar herir y crear conflictos. En ciertas ocasiones por un sentimiento de ira terminas por causar daño al otro, irrumpiendo en un proceso de comunicación excelente. Por ejemplo, “Eres un tonto” por “Considero que tu comportamiento ha sido vergonzoso” de esta forma tendrás una ruta de acción más clara al momento de comunicarte y expresarte hacia otros.

Si sigues estos tres pasos y los cultivas día a día tendrás la posibilidad de impactar en forma positiva sobre tu entorno, contribuyendo en la creación de un espacio con un alto nivel de comunicación emocional donde todas las actividades se desarrollen de forma armónica y productiva