Complacencia a los demás, la linea delgada de una enfermedad
30 Jun, 2017

Es importante reconocer nuestros hábitos y programaciones, por lo cual estas son algunas preguntas que empleo como Coach en mis sesiones y que te pueden ayudar a reflexionar sobre tu forma de llevar la vida.

Coaching-personal-ejecutivo-complacencia

¿Cómo reaccionas cuando te piden un favor y por algún motivo no puedes hacerlo?

¿Crees que debes dar todo de ti sin importar cómo te correspondan?

¿Cómo reaccionas cuando te faltan el respeto?

¿Qué has hecho por amor?

¿Has dejado de hacer actividades que te gustan porque debes ocupar tu tiempo en actividades que te delegan? (sea amigos, familiares, empresa)

¿Sientes que sigues y sigues haciendo cosas que no deberías hacer?

¿Qué tan equilibrada está tu vida hoy?

¿Si tuvieras en este momento el poder de decidir hacer lo que se te ocurra sin importar nada, qué harías? ¿Seguirías haciendo lo que haces?

 

Hace unos días me impactó un comercial que habla de la falsedad de las fotos en las redes sociales en donde por ganarnos un me gusta o un like disfrazamos lo que verdaderamente estamos sintiendo o haciendo, parejas que se la pasan discutiendo todo el día pero al pie de foto dice: ¡mi amor te amo! Por ti daría todo; mujeres con los hijos diciéndoles eres mi motor de vida pero ni siquiera conocen quienes son sus amigos y qué hace en sus ratos de ocio; relaciones familiares destruidas y al pie de foto dice mi familia lo mejor! Los amo.

 

¿Cuándo vamos a entender que podemos darnos el lujo de no tenerlos contentos a todos?   Si somos felices, nos amamos, nos respetamos, nos valoramos, disfrutamos realmente de los momentos, vivimos el presente, damos todo de nosotros, siendo conscientes que así como damos para estar equilibrados debemos recibir, todo está bien. Una relación de pareja donde solo sea uno el que esté constantemente cediendo tarde o temprano fracasará porque el que está dando más tolerancia, más respeto, más de su tiempo, se sentirá vacío y sólo si no se siente correspondido. No hay por qué llegar a ese extremo. Y eso cómo se logra? Valorándonos.

 

En las relaciones interpersonales cuando se satisfacen las necesidades de los demás todo el tiempo sin importar lo que queremos nosotros y dejándonos a un lado para cuando haya tiempo, también nos sentiremos en pedazos simplemente porque se pierde el equilibrio.

 

Cada cosa tiene su tiempo y su lugar, para que exista equilibrio y armonía en tu vida y te sientas completamente satisfecho tienes que darte un lugar privilegiado, no es ser egoístas, es amarnos con locura sabiendo que de esta manera amamos a los otros.

 

Si amas a tu familia y a tus amigos debes sacar tiempo para ti para realizarte profesionalmente, para cuidarte, para divertirte. En otras palabras y bastante que me gusta decirlo: para ser cada día una mejor versión de ti mismo, para ser cada día una mejor persona.

 

Existen relaciones tóxicas en donde vienen a ti solamente cuando necesiten un favor pero ni siquiera preguntan cómo estás tú, no les interesa. Las relaciones se basan en un intercambio, en dar y recibir. Si tú quieres recibir amor, respeto, comprensión, tolerancia, pregúntate qué estás dando tú y ahí tendrás la respuesta.

 

Hay personas que piensan primero en los demás y dicen amarlos pero no se cuidan, no se respetan a sí mismas. Cómo se les puede creer? Si tú no te amas no puedes dar amor, y si te amas darás amor pero no permitirás que abusen de ti, de tu tiempo, de tu vida.

 

Si todo el tiempo das y nunca recibes te sentirás desequilibrado y llegará a ti el mensaje de baja autoestima y estarías de igual manera fomentando el egoísmo en las otras personas, si te vas al extremo nunca tendrás tiempo para ti.

 

Ojo, que no estoy diciendo que des con condiciones, ni que siempre esperes agradecimiento, No. Es importante dar sin esperar recompensa, pero también es importante cómo te estés sintiendo, si te sientes feliz, o sientes que están abusando de tu confianza. Simplemente me refiero a no caer en EXTREMOS, porque es ahí cuando nos desequilibramos. No es hacer lo que los demás me pidan, cuando lo pidan lo que va a demostrar mi amor por ellos, ya que lo único que logras es estresarte, sufrir de ansiedad y depresión, enfermarte, porque no estás viviendo tu vida como deseas vivirla, porque simplemente te estarías dedicando a vivir la vida de los demás y realmente complacer a todas las personas es una locura.

 

Por esto mi invitación hoy es a reflexionar: Te estás partiendo en mil pedazos para complacer a todos los que te rodean? y si es así , cómo te estás sintiendo?

 

Ahora te pregunto: ¿Cuándo vas a hacer algo para salir de ese círculo vicioso?

 

Si deseas que formemos parte de este cambio aquí en Naranjo Consulting & Coaching en Barranquilla, contamos con Coach Certificados que te apoyarán a lograr el estado que deseas,  ofrecemos Coaching Personal, Coaching Ejecutivo y Coaching de Equipos, entre otros; que te permitirá desarrollar tus habilidades para manejarte de una mejor manera en todos los aspectos de tu vida. Para más información, contáctanos AQUÍ.

Y si no eres de los que anda complaciendo a todo el mundo, de los que se dedican tiempo a sí mismos para nutrirse espiritual, física y mentalmente y te amas de verdad, te felicito y te invito hoy a comentar tus estrategias con dos o tres personas para que cada día seamos una sociedad más y más feliz, más y más equilibrada.

 

En Naranjo Consulting & Coaching deseamos hablar temas de tu interés y así desde el Coaching poder apoyarte, por eso te invitamos a que nos dejes tus comentarios sobre lo que escribimos y nos sugieras otros temas que te gustaría tratáramos